Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Los 5 consejos para mejorar la salud podal

El pie cuenta con más de 7200 terminaciones nerviosas o reflejas, es decir, que cualquier afección en el mismo puede repercutir a otras partes del cuerpo. Técnicas como la reflexología o los masajes relajantes han demostrado sus beneficios. Pero antes de ello, es clave apostar por una salud consciente de los mismos.

La salud de los pies a menudo se pasa por alto, pero es un aspecto crucial de la salud y el bienestar corporal. En realidad, son la base de nuestro cuerpo y cualquier mal gesto o mala pisada puede provocar dolor e incomodidad crónica. 

Sin embargo, con el cuidado adecuado, siguiendo los consejos de expertos y gracias técnicas innovadoras de análisis de pisadas utilizadas por los podólogos, se puede garantizar y mejorar la salud, empezando por las llamadas raíces, los pies que conectan con el suelo.

“Descuidar la salud de los pies puede provocar dolor e incomodidad, afectando a nuestra movilidad y bienestar general. El cuidado adecuado puede evitar que se produzcan problemas relacionados con los pies, como fascitis plantar, juanetes y uñas encarnadas, asegurarnos de poder seguir moviéndonos cómodamente y manteniendo un estilo de vida activo” explican desde Footlab, clínica de podología.

Consejos de los expertos

  • Usar calzado adecuado es esencial para evitar males como las ampollas, callosidades y callos. 
  • Practicar una buena higiene, como lavar y secar los pies diariamente, también puede prevenir infecciones relacionadas con los pies. 
  • Estirar y ejercitar los pies con regularidad puede mejorar la flexibilidad y la circulación, reduciendo el riesgo de lesiones y afecciones en los pies.
  • Hacer una revisión podológica que, gracias a técnicas innovadoras, pueden estudiar la salud y ofrecer tratamientos personalizados.
  • El análisis de la pisada es una técnica que se utiliza para estudiar los patrones de movimiento, lo que puede ayudar a identificar problemas con la marcha y la postura. Esta información se puede utilizar para crear aparatos ortopédicos personalizados utilizando tecnología de impresión 3D. También se pueden utilizar técnicas de imágenes no invasivas, como la ecografía y la resonancia magnética, para diagnosticar problemas en los pies y desarrollar planes de tratamiento.
Quizás también te interese:  Terapias Complementarias en Reumatología: Enfoques Integrativos para Trastornos Articulares

“Incorporando consejos de expertos como usar un calzado adecuado, practicar una buena higiene y ejercitar los pies con regularidad, podemos prevenir que se produzcan problemas que acaban interfiriendo en el bienestar” concluyen.